¿Por qué Trevi?

 Cuando ingresamos al mercado allá por el 2006, lo hicimos porque nos dimos cuenta que las aguas embotelladas que consumía la gente no eran tan saludables como decían ser.
 
Y así, nuestras ganas de ofrecer un agua más pura que las demás, se convirtió en el propósito detrás del producto: Velar por la salud de los peruanos mientras les ofrecemos un producto de calidad.
 
Hoy, y gracias a un proceso de ozonización, nos permitimos disfrutar de un agua con tantas propiedades para la salud que se reflejan en sus altos estándares de calidad, lo que nos confirma que agua Trevi, tenía que ser… el agua de la fortuna.